by TheChosenOneProject

A pasado mucho tiempo desde que deje de escribir para mí o para alguien haciendo una nota o un artículo. La verdad he escrito cosas en mi proyecto pero no son muy frecuentes. Y de hecho solo escribo las cosas que realmente quiero que perduren y se mantengan en el tiempo. Para un ex bloguero aficionado como yo faltan momentos para poner los dedos en las teclas y ponerse a trabajar.

Pero así sucedió… la buena gente de Star Wars Republica me ha pedido que hable y comente de algo que me gusta hacer. Jugar un genial juego el cual ando predicando e invitando como si me pagaran por ello. El año, 2014, en plena revolución digital para mí (hacia muy poco adquiría un smartphone lo suficientemente potente para jugar decentemente) buscando en la aplicación de descargas de herramientas. Me topé con un juego inspirado en Star Wars. Su nombre Star Wars Commander. Creo que fue amor a primera vista, aunque no es muy difícil para una true beliver en la saga madre no enamorarse con algo de ellos. Sin dudarlo lo comencé a descargar y con gran nerviosismo y ansias esperaba que apareciera el 100%. Finalmente sucedió y pude abrir.
No sé si debería empezar a describir todo lo que sucedía ahí, porque creo que le quita un poco la gracia a que cada uno experimente en carne propia la emoción de estar en frente de este genial juego. Yo realmente estaba emocionado (me consideraba un viudo de un juego similar llamado Star Wars Galactic Battlegrounds, algo así como el mítico Age Of Empire 2 pero llevado a una galaxia muy pero muy lejana, con el mismo motor el cual encontraba consuelo) cuando inicie el juego. Independiente de las 4 o 5 veces que instale y desinstale el juego solo una vez opte por elegir el bando de los rebeldes, para saber cómo era. Ahora y para siempre he vuelto a ser imperial y he progresado como nunca antes de todas las veces que había jugado.

Básicamente el juego parte en Tatooine. El encargado de hacer de tutorial es un personaje que solo sale en este juego llamado Saponza. Es un tipo canoso de barba y algo de panza que sale en el primer video. Su trabajo es guiarte y explicarte cómo funcionan las cosas en el juego. No pasara mucho tiempo en que el imperio te descubra y te muestre lo beneficioso que es ser un operativo de este bando. Así mismo la rebelión hará lo mismo para tentarte y tenerte en su banda también. Al final la decisión es toda tuya y debe ser consecuente. Porque si quieres cambiar de bando tendrás que desinstalarlo y volver a empezar. Una vez hecha la elección de bando tu misión para toda la vida en este juego será progresar y subir de nivel. Eso se consigue obteniendo recursos. Los recursos para ocupar funcionan de la misma manera que en los juegos de tipo Age Of Empire. Si has jugado uno de esos ya sabes como es. Cada construcción necesita un determinado recurso y no hay más. Es simple, pero ahí radica su dificultad. Dentro de los recursos tenemos: Créditos; Aleación en primera instancia junto con los cristales, que son la mejor moneda de cambio de este juego y que cuesta conseguir a menos que pagues con dinero real. Ha medida que vas subiendo se incorpora un nuevo recurso llamado: contrabando. Todos estos recursos tiene fines específicos y lo ideal es ir consiguiéndolos a medida que se progresa.
Al principio entras en un modo historia como parte del tutorial. Pero aquí no hay receta, solo estrategia. Con el tiempo te iras dando en cuenta que puedes viajar a otros planetas. Hasta antes del 2015 no podías hacerlo… hoy puedes visitar: Dandoran, Yavin 4, Hoth y Er´Kit haciendo de esta manera 5 planetas además de Tatooine. Así cada planeta tenía su geografía propia. Expandiendo más los conflictos en la cuales puedes obtener más beneficios.

Hasta antes de El Despertar de la Fuerza que no había habido más expansiones y eso se debe a que con la venta de la franquicia a Disney y la ya sabida consecuencia de las muchas nuevas películas, este juego ha ido cada vez incorporando más elementos e incluso un planeta nuevo : Takodana, hogar de la nueva y celebre Maz Kanata.

Pero esto no termino ahí. Para el año 2016 una nueva expansión se asomaba, trayendo nuevas herramientas personajes y retos. Inspirados en Rogue One, Star Wars Commander no trajo un planeta nuevo (lo cual hubiera sido genial. Eadu o Scariff) si no que niveló la balanza haciendo el juego más estratégico aún. Incorporo nuevos personajes como K-2SO para el imperio y a Pao en los rebeldes. Así mismo ha incorporado el factor mercenario el cual puede trabajar para los dos bandos. La infinidad de elementos traído de las películas e incorporado en el juego puede ser infinita. Todo esto en función de herramientas útiles para el juego en cuestión.

Sumemos a todo esto, que puedes unirte a los mejores y selectos escuadrones de todo el mundo o si prefieres crear tu uno. Personalmente ya he pasado por la experiencia y realmente lo vale. Pues te permite no solo hacer nuevos amigos, sino que participar en las guerras de escuadrones que duran 24 horas!! Lo genial de este juego es que los ataques a las bases son on line a bases de otros jugadores reales así mismo cuando te atacan. El truco esta en crear una base con buenas defensas y eso se consigue con trabajo. Trabajo y mucha paciencia, pues este juego no está hecho para inmediatistas. Demanda paciencia de Palpatine!
Finalmente este juego lejos de ser uno de mis favoritos actualmente, puede ser jugado en diversas plataformas: Android, iOS, Microsoft Windows y Windows Phone. Sincronizarse a través de Facebook, el cual posee una plataforma llamada GameRoom en donde también puedes jugar con la instalación apropiada, para poder usar una y otra vez, aunque tiene algunos reparos de compatibilidad.

Para cerrar quiero invitarlos a que le den una oportunidad a este juego y si realmente aman la saga no se arrepentirán. Si quieren más información diríjanse a la página oficial: https://www.starwarscommander.com/ y si quieren buscarme en el juego mi nombre es: Th3Djub3i y pertenezco al escuadrón EmpireGods.

Gracias por llegar hasta aquí y que la Fuerza los acompañe.

Comentarios

comentarios